Páginas vistas en total

viernes, 31 de julio de 2015

LOS PRIMEROS MAESTROS DEL GRUPO ESCOLAR DE VALVERDE DEL CAMINO


 Juan Carlos Sánchez Corralejo.
 Extraído de "El grupo Escolar y Valverde del Camino (1937-1986)". En SÁNCHEZ CORRALEJO , J.C. PÉREZ RITE J.A. Y BARCELÓ MARTÍNEZ M. (2012):  Del Grupo Escolar al CEIP Menéndez y Pelayo, pp. 61-66

Los primeros maestros



 

El día de su apertura, se trasladaron al Grupo Escolar seis maestros, a saber: Manuel Viso Toscano, Manuel Medina, Gregorio Romero, Miguel Rasero, Evaristo Arrayás y Antonio Rodríguez. Se había logrado agrupar en un único local todas las escuelas de niños antes dispersas por la población, aunque siguió existiendo como única escuela masculina independiente del Grupo Escolar, la de la calle Real de Abajo, regentada por  Antonio Infante Valdayo.





Los maestros del grupo en 1948. De izquierda a derecha: Miguel Rasero, Manuel Medina, Evaristo Arrayás, Antonio Rodríguez y Gregorio Romero. Al fondo aparecen las obras  del cuartel de la guardia civil y el callejón de las “Aldefillas”.



El sorteo de las seis clases del Grupo Escolar queda reflejado en el siguiente cuadro, junto a otras dependencias de entonces y posteriores:

AULA
PROFESOR
Aula nº 1
Manuel Viso Toscano
Aula nº 2
Manuel Medina Mora
Aula nº 3
Gregorio Romero Bogado
Sala nº 4
Sala de profesores
Sala nº 5
Biblioteca
Sala nº 6
Puerta de servicios del primer ala
Sala nº 7
Puerta de servicios del segundo ala
Sala nº 8
Puerta de servicios de profesores
Aula nº 4
Miguel Rasero Pardo
Aula nº 5
Evaristo Arrayás Mariano
Aula nº 6
Antonio Rodríguez-Cepeda García
       Sala  nº 12
Comedor escolar
Fuente: Entrevista a D. Francisco Romero Calleja

Evaristo Arrayás Mariano (1882-1957), natural de El Pozuelo, llegó a Valverde a mediados de la década de 1910, se instaló en la escuela de la Calle Nueva, de la que sería titular, y en aquel edificio municipal vivió junto a su familia. D. Evaristo fue el de mayor edad de los seis maestros que inauguraron nuestro Grupo Escolar. Era  director al comienzo de la década de 1950.  Obtuvo la jubilación forzosa en octubre de 1952-  

Gregorio Romero Bogado (1890-1980), hijo de Francisco Romero Sánchez, había nacido en Almonaster la Real. Ingresó en el cuerpo de magisterio el 14 de agosto de 1915[1]. Comenzó su carrera profesional en Escacena, prosiguiendo en Aracena y Calañas, para terminar en Valverde. Llegó como auxiliar de la escuela de la calle Nueva, debido al gran tamaño de aquella, ya que acogía desde rapaces de 6 hasta adolescentes de 18 años. El maestro de Almonaster dejó su querida escuela de la calle Nueva para trasladarse al nuevo colegio. Desde 1942 pertenece al quinto escalafón de maestros[2]. En 1945 solicitaba una gratificación del ayuntamiento, ya que afirmaba «haber admitido de una manera voluntaria y gratuita a la mayor parte de los niños de la escuela nº 1» por hallarse aquella cerrada desde octubre de 1944, aunque el ayuntamiento desistió de la demanda, alegando no tener competencias en el asunto[3]. Gregorio Romero fue además el delegado del S.E.M. (Servicio Español del Magisterio)[4] en la Junta  Local de primera enseñanza, a lo largo de la década de 1940.  Se jubiló al finalizar el curso 1960/61.



Tarjeta de identidad de D. Gregorio Romero Bogado

Antonio Rodríguez-Cepeda García (1891-1964) había nacido en Benacazón (Sevilla), el 1 de febrero de 1891, aunque su familia era oriunda de Villarrasa. Obtuvo el título de maestro superior, expedido con nota de sobresaliente, en 15 de febrero de 1916. Desde 1915 a 1921 ejerció en Valverde, ocupándose inicialmente de una auxiliaría, llegando a impartir su magisterio en todas las escuelas públicas de la localidad. Se inició  en 1915 en la Escuela de la calle Nueva, con Evaristo Arrayás. En 1916 ya era el director de la escuela del 2º distrito, pero sus problemas pulmonares lo llevaron a solicitar plaza en Aracena[5], donde permaneció desde 1921 hasta 1927, y posteriormente en La Palma del Condado, entre 1927 y 1934. Entonces volvió a Valverde, instalándose en la Escuela del Pósito y, más tarde, en la Escuela de la Zona durante la II República, para acabar en el Grupo Escolar desde su inauguración en 1937, ocupando el aula nº 6. Desde 1942 pertenece al quinto escalafón de maestros[6]




Miguel Rasero Pardo vivía en la calle Menéndez y Pelayo nº 10 y estaba casado con la valverdeña Dolores Rodríguez Morián, profesora de piano, de cuyo matrimonio hubo dos hijos, Guillermo y Juan. Sus alumnos lo definen como hombre simpático y listísimo[7], aunque también con un punto de genio[8]. Hizo sus pinitos en el teatro de aficionados que entonces había en Valverde, interpretando al hermano truhán de  Doña Clarines, Basilio[9]. Tras su paso por Valverde se marchó a Camas y sabemos que también ejerció su magisterio en Zafra.  Desde 1942 pertenece al quinto escalafón de maestros[10].


Manuel Viso Toscano, en la década de 1920, impartía clases en la calle del Duque. Era por entonces un maestro joven y de pelo rojizo, tal que parecía un teutón. Sustituyó al anterior, D. Desiderio. También pasó por las aulas de la escuela de la Cuesta de la Estación, de donde se reintegró temporalmente al ejército durante la Guerra Civil como oficial de complemento en diferentes ferentes de batalla entre el 1 de septiembre de 1937 y el 19 de junio de 1939[11]. Al parecer, era natural de Ceuta. Se integró plenamente en la sociedad valverdeña, perteneció a la Hermandad del Rocío, de la que fue secretario segundo[12]. De Valverde se marchó a Madrid, donde estaba en el  curso 1960/61.[13]

Manuel Medina Mora (1905-1991) representaba a una nueva generación de maestros. Hijo de Manuel Medina Mora, secretario del ayuntamiento, y de Dolores Mora Tejero, estudió en la Escuela Normal de Huelva, al tiempo que trabajaba de oficial en el consistorio en sustitución de su padre, recién fallecido, y daba clases particulares en el doblado de su domicilio particular, en la calle Sor Ángela. Tras su paso por las aulas de Zalamea y San Juan del Puerto, llegó a Valverde en 1937, pasando directamente al Grupo Escolar. Según su hija Dolores, era un maestro vocacional que añoraba la vuelta al cole: “¡Dulce Nombre, qué ganas tengo que llegue septiembre para ver a los chiquillos!”, solía decirle a su esposa.
Alcalde de Valverde desde junio de 1938 hasta mayo de 1945[14], ocupó el cargo de director en varias ocasiones y se  jubiló con 70 años, después de 42 de servicio. Fue miembro de la Junta Local de Enseñanza Primaria como representante del S.E.M. (Servicio Español del Magisterio) en los años finales de la década de 1940. 


Los maestros del grupo escolar Fausto Arroyo, ¿Jesús González Martín?, Narciso, Manuel Medina, Evaristo Arrayás Jr. Sentados: Gregorio Romero Bogado y Antonio Rodríguezeda.

Entonces era normal fumar en sitios públicos y, por supuesto, en las aulas.  Algunos de aquellos maestros eran fumadores empedernidos. Antonio Rodríguez-Cepeda, enfermo de pulmón, daba clases con el pitillo de caldo de gallina en la boca, aquellos cigarros de tabaco negro de picadura que requerían, como en los tiempos de crisis actuales, extraer una hoja de papel del librillo rojo, tomar la picadura de la  petaca y proceder de manera parsimoniosa a liarlo.  

En 1946, la Junta Local propone el cambio de la Escuela nº 1 del grupo por la Escuela nº 3 de niños, situada en la calle Calvo Sotelo, -en referencia, pensamos,  a la escuela de Antonio Infante Valdayo, que en realidad se situaba en General Mola-. Dicho cambio fue aprobado por la Junta Local de Enseñanza, por mor de las «ventajas que proporcionaría dicho traslado para la enseñanza y que al mismo tiempo favorecería a los maestros que la regentan», y previa reparación de la casa habitación del maestro de la calle Calvo Sotelo. Así se propuso al servicio de inspección, pero el cambio  fue denegado por el inspector Lorenzo Hardón.[15] 

Los maestros del Grupo Escolar, de izquierda a derecha: Teodoro González, Gregorio Romero, Antonio Infante, Francisco Díaz, Francisco Romero Calleja, Manuel Medina y Fausto Arroyo.


La séptima unidad. En 1949, ante el estado ruinoso del tejado de la casa habitación de la escuela unitaria de niños nº 3 de la calle General Mola 7,  se le ofrece a su inquilino las dos dependencias antiguas separadas por un tabique del Grupo Escolar. Era el llamado cuarto de las ratas, que en alguna ocasión sirvió de reclusión de los alumnos más díscolos. En el proceso de deliberación se vio además la  utilidad de  unificar en un mismo edificio las siete escuelas de niños de Valverde. Por ello, se acordó por unanimidad el derribo del tabique separador y el acondicionamiento de la cubierta situada frente a la fachada, y poder disponer así de luz y ventilación suficientes para la labor docente.[16]
 «la labor pedagógica ganaría mucho  al reunir en un solo edificio las siete escuelas  de niños de esta por ser más fácil de llevar a efecto la graduación de la enseñanza y la de la Dirección del grupo».[17]

La séptima unidad era el lugar asignado al maestro de última incorporación en el centro, ya que era muy fría e incómoda. Por ella pasaron Francisco Romero Calleja, Fernando Gómez y Pedro Márquez. El maestro de turno de la séptima unidad, además de soportar las estrecheces de la edificación, era el encargado de accionar el  mandoble, que servía para abrir el depósito de 200 litros de agua que servía para la limpieza de los servicios[18]. Delante de ese espacio existió una fuente o surtidor para calmar la sed de la chiquillería, aunque casi siempre estaba estropeada. 





1]. Datos extraídos de su carnet de identidad, expedido por el Ministerio de Educación Nacional.
[2]. Orden de 27 de mayo de 1942, por la que se aplican las nuevas plantillas de personal del Magisterio Nacional primario en su quinta categoría (Maestros): BOE  nº 158, p. 4094.
[3]. A.M.V.C./L.A.C. de 1945, 3 de enero.
[4]. El SEM era un organismo corporativista que, al igual que el sindicalismo vertical, era de afiliación obligatoria. Su misión era representar al magisterio en los organismos del estado, y era el responsable de las actividades de formación, adoctrinamiento y control de los maestros. En la etapa del tardofranquismo encabezó dos reivindicaciones señeras: el control de la segunda etapa de EGB por el cuerpo de magisterio y la exigencia de retribuciones como titulados de grado medio. Se ha afirmado además que trató de mantener bajo control al descontento del profesorado y que para ello permitió las asambleas de maestros, mucho antes de la muerte de Franco.  
[5]. En la elección de Aracena influyeron, sin duda, los ánimos de su primo, Pedro Mejías Rodríguez, director a la sazón del Grupo Escolar de Aracena.
[6]. Orden de 27 de mayo de 1942, por la que se aplican las nuevas plantillas de personal del Magisterio Nacional primario en su quinta categoría (Maestros): BOE  nº 158, p. 4094.
[7]. Entrevista a Daniel Mantero Castilla.
[8]. José Bermejo Mora lo recuerda arrojando un tintero en la Escuela de la Luz que llegó a la carretera de Calañas. 
[9]. Doña Clarines es una obra de teatro de los Hermanos Álvarez Quintero, estrenada en el Teatro Lara de Madrid el 5 de noviembre de 1909. Doña Clarines es una vieja a la que todos tienen por loca, ya que dice lo primero que pasa por su cabeza. Vive con su hermano, Don Basilio, y sus rarezas. Doña Clarines monta en cólera al descubrir los amoríos de su sobrina con el hijo del que antaño fue su pretendiente desleal. Sin embargo, Doña Clarines finalmente dará su bendición al noviazgo, y los jóvenes terminan contrayendo matrimonio. Valverde contaba entonces con una agrupación teatral de aficionados “Los Amigos del Arte”.
[10]. Orden de 27 de mayo de 1942, por la que se aplican las nuevas plantillas de personal del Magisterio Nacional Primario en su quinta categoría (Maestros): BOE  nº 158, p. 4174.
[11] Certificación del alcalde Pedro Vizcaíno Rodríguez . 8 de septiembre de 1964. Leg. 360. 
[12]. CEJUDO HIDALGO, J., 1999, 13.
[13]. BOE de 17 de noviembre de 1960. Corrida de escalafones.  (BOE 276)
[14]. Sustituyó en el cargo a Francisco  Llanes Llanes. Fue alcalde  de una gestora formada inicialmente por  José Mª Mantero Vizcaíno, Juan Mora Arroyo, Manuel  Romero Pérez, Fernando Vizcaíno Marín, José Garrido Ramírez, Eugenio Domínguez Morián, José Mantero Valero, Fernando Borrero Vizcaíno, Pedro Pérez Romero y Ramón Arroyo Domínguez.  El último pleno que presidió lleva fecha de 29 de mayo de 1945. Al día siguiente ya actúa como alcalde local D. Juan Parreño Romero.    
[15].  A.M.V.C. Libro de actas de la Junta Local de Primera enseñanza. 12 de diciembre de  1946.    
[16].  A.M.V.C. Libro de actas de la Junta Local de Primera enseñanza. 29 de abril de 1949.    
[17]. Ibídem.
145. Entrevistas a Fernando Gómez Becerro y Pedro  Márquez Mora.