Páginas vistas en total

lunes, 3 de enero de 2011

HISTORIA DE VALVERDE DEL CAMINO: LA CABALGATA DE REYES MAGOS


LOS REYES MAGOS EN
VALVERDE DEL CAMINO.

Extraído y adaptado del libro
“Dicen que Valverde tiene…” 1

Tomás López López.





La Epifanía se celebra en España desde tiempo de los visigodos como la “Fiesta del Bautismo de Cristo2. La Epifanía supone también la clausura del ciclo natalicio, de las fiestas navideñas y, actualmente para los niños, el día de la ilusión. En otros tiempos, quizá porque la comida era más importante que los juguetes, cantaban los Hijos de Facanías3:

Ya vienen los Reyes
por la alcantarilla
y al Niño le traen
chorizo y morcilla.


La historia de los Reyes Magos nace en la Biblia, en el Evangelio según San Mateo4 que narra como unos “magos”, guiados por “una luminosa estrella”, llegaron a Belén a ofrecer al “Mesías” sus presentes, -oro, incienso y mirra-, regresando después a sus países de origen, burlando al infanticida Herodes. San Mateo no ofrece detalles de su origen, ni de que fueran reyes, ni tampoco sobre el número de magos participantes en la adoración, que después se ha interpretado como tres por igualarlos con el número de presentes ofrecidos. Un villancico popular de Castilla dice:

Oro trae Melchor,
incienso Gaspar
y olorosa mirra
le trae Baltasar.


Aprovechando la referencia a los presentes que los Reyes Magos llevaron al Niño, incluyo aquí la letra de un villancico5 que Manuel Fernando Gómez Cera recoge en uno de sus artículos en la revista local Facanías.6

El rey Melchor ha traído
zapatos de oro al instante,
Gaspar los trae de perlas
y Baltasar de diamantes.

Pero mira como ríe
el travieso San Gabriel,
porque sabe la medida
del piececito aquel.

Calzan y calzan
y sólo calza bien
uno de dos almendras
que ha hecho San José.

A partir de la versión oficial que de los Reyes Magos ha hecho la Iglesia Católica se ha ido creando una leyenda popular mucho más rica, en la que la imaginación ha añadido el resto. Así, en el siglo III se les atribuye la condición de reyes y en el siglo V el Papa León I el Magno, fija su número en tres asignándoles la representación de las partes del mundo y razas conocidas hasta entonces: Melchor (Europa), Gaspar (Asia), y Baltasar (África).

Esta evolución popular de los Reyes Magos se ha visto también alimentada con numerosas manifestaciones artísticas que han contribuido a perfilar la visión actual.7 Una muestra local de ello es la “Adoración de los Pastores”, pintura de Juan A. Rodríguez Hernández, que se encuentra en el altar mayor de la Parroquia Nuestra Señora del Reposo8.

Con el tiempo, en España y en otros países de tradición cristiana, se adoptó la costumbre de celebrar al mismo tiempo el día de la Epifanía y la festividad de los Reyes Magos,  conjugándose así la manifestación de Jesús al mundo no judío y la fiesta de los Reyes Magos que representa, de alguna forma, el reconocimiento del mundo ante el Mesías.

En España era costumbre de antiguo poner regalos a los niños, y por extensión a los mayores, la noche del día 5 de enero. Los regalos solían dejarse en el balcón9 sobre unos zapatos previamente colocados, siendo frecuente dejar dulces para los ilustres visitantes y paja y agua para los camellos, medio de transporte tradicional de los regalos y los propios reyes.

Con todo ello, la población levantina de Alcoy, el 5 de enero de 1885, celebró la primera cabalgata de Reyes Magos de España, costumbre que se ha extendido por todos los pueblos  y ciudades. En la provincia de Huelva es muy significativa la de Higuera de la Sierra, cuyo inicio, en 1918, coincidió con la de Sevilla.

En Valverde del Camino, tras un esporádico intento en 1940 y otro en 1960 (esté último a iniciativa exclusiva del entonces Taller Escuela José Antonio, hoy IES Don Bosco), el origen de la actual Cabalgata de Reyes Magos se inició en 1967. Ese año, Manuel Villadeamigo Blas y sus primos Antonio y Manuel Villadeamigo Florido, para dar los regalos a sus hijos, imitando a las cabalgatas que ya se realizaban en otras poblaciones, arrendaron tres burros y con vestimenta confeccionada por sus familiares, cuatro kilos de caramelos y mucha ilusión salieron desde el número seis de la calle Lucía Ramírez y fueron recorriendo las calles hasta sus domicilios y los de otros familiares y amigos, para entregar los regalos a los niños. Ante la exitosa acogida por todos los Hijos de Facanías, el año siguiente arrendaron las ropas en Sevilla y salieron, en esta ocasión en tres coches, por las calles de Valverde.

Los Reyes Magos entregando sus juguetes a los
hermanos Sanchez Corralejo, Jose Ramón y Juan Carlos,
en la calle Agustina de Aragón nº 5.

En el año 1969 se puso en marcha la Asociación Pro-cabalgata Reyes Magos. Su primer presidente fue Manuel Villadeamigo Blas, que permaneció en el cargo durante 19 años, hasta 1986. Villadeamigo, impulsor y artífice principal en estos primeros años, me narró el entu-siasmo derrochado, las dificultades salvadas y un buen número de anécdotas.

En 1969, para cubrir los gastos de la primera Cabalgata formal, se realizó la subasta de las coronas de los reyes en la Plaza de Toros, promovida por Juan Romero Domínguez, conocido popularmente como “Juanito el practicante”. Ese año, SS. MM. los Reyes Magos los encarnaron Jaime Romero Mariano (Melchor, 4000 pesetas), Juan Marín Feria (Gaspar, 3500 pesetas) y Blas Oso Cuesto (Baltasar, 7500 pesetas), que recorrieron a caballo las calles, repartiendo ilusión y muchos caramelos.

A partir de 1970 el desfile siempre se ha realizado con carrozas. Éstas, con el esfuerzo e implicación de muchos Hijos de Facanías, se preparaban y salían de “El Dolor” hasta que, a finales de los setenta, la Asociación compró un cercado junto a la carretera de Calañas para edificar una nave que, desde entonces, es el lugar físico donde se prepara y organiza la cabalgata. La construcción de la nave se realizó gracias a la contribución y generosidad de muchos Hijos de Facanías: el arquitecto (Andrés Bruno Romero) realizó el proyecto gratis, el constructor redujo costes, los propios miembros de la Asociación pintaron sus paredes, y toda la gente de Valverde arrimó el hombro comprando papeletas para la rifa de dos coches Renault 12. Especial resultó la aportación de Francisca Peña Estévez, la Tita Paca de La Casita de Papel, a la que en justo reconocimiento se dedicó una placa que permanece colocada en la fachada principal de la nave. Lamentablemente, se encuentra muy deteriorada y le faltan letras y números, descuido impropio de los Hijos de Facanías que saben reconocer y mantener en su memoria a los que brillaron y se esforzaron por los demás. En la placa dice:

LA CABALGATA DE REYES MAGOS
TRIBUTA HOMENAJE DE ADMIRACIÓN
Y PÚBLICO RECONOCIMIENTO
A
FRANCISCA PEÑA ESTÉVEZ
BENEFACTORA EJEMPLAR DE ESTA INSTITUCIÓN
LA JUNTA DIRECTIVA ACUERDA POR UNANIMIDAD
ERIGIR ESTA PLACA PARA PERPETUAR SU MEMORIA
VALVERDE OCTUBRE DE 1972

Aunque pudiera parecer fuera de contexto, quiero recoger aquí parte del recuerdo que la murga “Europe…dos” le dedicó en el carnaval de 1990, tras su muerte, con el nombre de “A la Paca Peña”. Son muchos los Hijos de Facanías a los que acude una tierna sonrisa, una expresión dulce y amable, cuando se les nombra a la “Tita Paca”.

Es la “Paca Peña”
quien queremos recordar
por ser noble y buena
ejemplo de caridad
si alguien en su puerta
una limosna pidió
con todo su corazón
ella siempre socorrió.

Cuántas golosinas
diste con dulzura
con las que nosotros
nos volvíamos medio locos
recuerdo de mi niñez
nunca te enfadabas
por ningún motivo
siempre con cariño
contemplando a tos los niños
en su “Casita de Papel”.10


En enero de 1974, primer enero de vida de la revista Facanías, su portada se hace eco del desarrollo de la Cabalgata:

“La Cabalgata de Reyes Magos registró el esplendor y lucidez que se esperaban. Las carrozas, ornamentadas con exquisito gusto, aumentaron su número con relación a las que salieron el pasado año. Entonces sólo fueron cuatro y ahora han sido diez. La comitiva iba encabezada por la Banda de Cornetas y Tambores del Regimiento de Infantería de Huelva, que con sus acompasados redobles y toques, estuvieron recorriendo nuestras calles horas antes, atrayendo a pequeños y preparando a aquellos para lo que más tarde fuera el momento de ilusión esperado.

Los Magos fueron Tomás Lorca Buenafé, Manuel Duque Matías y David Moreno Bermejo, como Melchor, Gaspar y Baltasar, respectivamente. Tales representaciones se las adjudicaron después de una disputada puja cuyos fondos se destinan a subvencionar los gastos de la Cabalgata.”11.

 Además del dinero obtenido por la subasta de las coronas de los reyes, se puso en marcha una “ficha de recaudación de fondos” para los asociados, consistente en la aportación semanal de un duro.12

En mayo de 1986, se publica en Facanías el artículo “¿Desaparecerá la Cabalgata de Reyes?”.13 En él se recoge el sentir de la Junta de la Cabalgata expuesta en la asamblea del mes de marzo: “La Junta dimite por cansancio, son ya 19 años los que llevamos y pesan mucho. (…) Queda claro que si no sale un nuevo presidente, este año no habrá Cabalgata”. El cansancio obliga a la renovación. Del proceso resulta elegido presidente Fernando Núñez Heredia, que estuvo al frente hasta 1988, año en el que fue sustituido por Antonio Bermejo Castilla.

Desde 1993, el presidente de la Asociación es José Román González Ortiz que, año tras año, junto a un reducido grupo de incondicionales, organiza y da forma a la ilusión de los más pequeños Hijos de Facanías, vistiendo las calles de color, luz y magia cada cinco de enero. De la entrevista mantenida con José Román y otros miembros de la Junta, deduzco que la situación de cansancio es similar a la de 1986, descrita anteriormente.

La celebración de la Cabalgata requiere una organización previa, que en este caso corresponde a la Asociación Pro-cabalgata Reyes Magos, pero también de la indispensable colaboración externa. A las personas que voluntariamente trabajan en el diseño y elaboración de las carrozas, hay que sumar la generosidad en la aportación de los tractores que tiran de ellas, del apoyo institucional que se encarga de la logística, la seguridad y el orden y, como no, de los recursos económicos para los materiales y el elemento que nunca puede faltar: los caramelos.

La distinción de encarnar la figura de los reyes en la cabalgata es seductora. Repartir ilusión, ver las inocentes caras infantiles asombradas ante sus majestades, debe ser una enorme alegría para cualquiera; pero además, la posibilidad de contribuir económicamente a la celebración de la cabalgata, debe suponer una gran satisfacción.

Así pues, coincidiendo con los últimos días de diciembre de cada año, por la noche, primero en el ya desaparecido casino “El Recreo”, ocasionalmente en la discoteca Patton, en la antigua posada de la  Calle Real de Abajo, luego en el Centro Cultural Católico y en los últimos años en el restaurante “La Hacienda del Zapatero”, los Hijos de Facanías pujan por cada corona. A la subasta, abierta y pública, se convoca a todo el pueblo que acude, en unos casos para participar y en otros para asistir a su desarrollo, produciéndose a lo largo de estos años infinidad de anécdotas y situaciones simpáticas.

También desde el principio formaba parte de la Cabalgata la Reina o Dama de Honor. Inicialmente se subastaba pero, desde 1994, este honor corresponde a la hija o nieta de una de las personas que compone la Asociación y trabajan cada año en la organización de la Cabalgata.

Debido a la intensa lluvia, el año 2001, la Cabalgata no desfiló por las calles valverdeñas. La subasta se había resuelto adjudicando las coronas de SS. MM. a Bernardo Moya Tocino, José Durán Ibáñez y José Manuel Corralejo Llanes,14 que encarnaron a sus majestades el año siguiente junto a María José García Chávez, que ese año fue la Reina.

La subasta para la Cabalgata del cinco de enero de 2010 se realizó el viernes 18 de diciembre anterior, en el Restaurante La Hacienda del Zapatero. La subasta alcanzó 4.550, 3.815 y 5.000 euros para las coronas de Melchor, Gaspar y Baltasar, que fueron adjudicadas respectivamente a la Peña Triana15, Talleres Guti y Cristóbal Duque.16 La Reina de la Cabalgata de 2010 fue Ana Esteban Cobos.

Y por fin llega el día cinco de enero. Los Reyes aparecen mágicamente en el Centro de Día, donde son aclamados por las personas mayores, luego se trasladan a la Residencia de las Hermanas de la Cruz, más tarde a Apamys, después a la Residencia Nodromar para, finalmente, desde la sede de la Cabalgata en la Carretera de Calañas, iniciar el desfile.
Uno de los momentos más entrañables se produce a la entrada de SS. MM. en la capilla de Santa Ana. Las dulces voces de las Hermanas de la Cruz los reciben con un villancico. En 2007 y 2008 fueron los dos que siguen:
             [I]
Me dio ya la noche
la estrella divina
y el rey ilumina
con luz celestial,
los ángeles cantan
al Dios humanado
volemos al lado
del Rey celestial.
Volemos al lado
del Rey celestial.

Solo:
¡Oh! Niño Dios y hombre
la humanidad perdida
encuentra en ti la vida
recobra en ti su amor.
La humanidad entera
tu santo amor celebre
nacer en un pesebre
morir en una cruz.

               [II]
Reyes Magos del Oriente
venid prestos a adorar
a Dios Niño que ha nacido
en Belén en un portal.
Es Jesús el redentor
que nos viene a salvar
y con su estrella nos llama
y por amor se nos da.

La Virgen llora y ríe
San José gozoso está
cantad con ellos al Niño,
cuidado, que le vais a despertar.
Cantad con ellos al Niño
cuidado, que le vais a despertar.
(Estribillo)

La cabalgata de 2010 la abrían las “mayorets”, seguidas de once carrozas en el siguiente orden: 1.-La Estrella; 2.-Escenificación del Portal de Belén; 3.-Rey Melchor; 4.-Camión de bomberos; 5.-Bob Esponja; 6.-La Reina; 7.-Blanca Nieves; 8.-Rey Gaspar; 9.-Barca de Popeye; 10.-Locomotora; y,cerrando, 11.-Rey Baltasar. Además, en esta ocasión, alegraba las calles la banda de música “Santa Cruz” de Huelva.

El recorrido tradicional se inicia por la Carretera de Calañas, calle Real de Arriba, Plaza Ramón y Cajal, Valle de la Fuente y regreso por la Carretera de Calañas. En la plaza Ramón y Cajal, SS. MM. son recibidos por el alcalde y autoridades, que les dan la bienvenida a la ciudad y, tras la entrega de regalos, continúa el desfile hasta recogerse en la sede de la cabalgata, poniendo así fin al ciclo festivo navideño.

En 2010, el itinerario ha variado debido a la ejecución de las obras de remodelación de la Plaza Ramón y Cajal. En esta ocasión fue: Carretera de Calañas, rotonda de la Avenida de la Constitución, calle Alcalde Américo Santos, Plaza del Buitrón, Plaza Virgen del Rocío17, calle Virgen del Reposo, calle José Franco y Carretera de Calañas hasta la sede.



NOTAS.
1 LÓPEZ LÓPEZ, TOMÁS. “Dicen que Valverde tiene…” (Calendario festivo tradicional de los Hijos de Facanías I). Edición del autor. Noviembre-2010.
2 RECIO MOYA. Pág. 123.
3 Hijos de Facanías: Forma en que el autor nomina a todas las personas que han vivido o viven en Valverde del Camino desde sus orígenes como el “Lugar de Facanías”.
4 LA BIBLIA. Nuevo Testamento. Evangelio según San Mateo, capítulo II, versículos 1al 12.
5 Su música es la misma que la del popular “Los peces en el río”.
6 FACANÍAS. Nº 437, de diciembre de 2009. Artículo “Buenos Reyes son…” de Manuel Fernando Cera Gómez.
7 Entre los pintores que han dedicado cuadros a “La Adoración” están: Giotto de Bondone, Leonardo Da Vinci, Weyden, Bosch, Luca di Tommè, El Bosco, Velázquez, Goya…
8 FACANÍAS. Nº 437, de diciembre 2009. Artículo “Rememorando aquellas quedas” de Manuel Bermejo Medina.
9 JUAN RAMÓN JIMÉNEZ. En un capítulo dedicado a los Reyes Magos en “Platero y yo”, publicado en 1914, dice al referirse al momento en que los niños van a buscar los regalos “… y mañana, cuando ya tarde, los deslumbre el cielo azul por los postigos, subirán, a medio vestir, al balcón y serán dueños de todo el tesoro.”
11 FACANÍAS. Nº 9, de enero de 1974. Portada. A la crónica sigue el homenaje de despedida realizado al Rvdo. José Antonio Díaz Roca, Coadjutor de la Parroquia, gran colaborador en la organización de la Cabalgata.
12 FACANÍAS. Nº 8, de diciembre de 1973. Artículo en el que “Baltasar de los Reyes”, tras resaltar la importancia de la Cabalgata para los niños y las dificultades económicas para su puesta en marcha, hace un llamamiento “a aquellos rezagados que ignoran la existencia de la ficha para recaudación de fondos, y otra, naturalmente, a aquellos que causaron baja; al fin y al cabo… es tan poco… sólo un duro a la semana.”
13 FACANÍAS. Nº 154, de mayo de 1986. Artículo sin firma, probablemente de la redacción de la revista.
14 Debido a que los dos últimos son titulares de sendas clínicas dentales en Valverde, en los carnavales siguientes hubo referencias a “la cabalgata de los dientes” con coplillas que hacían alusión a los caramelos y el efecto de “picaduras dentales” que podían producir.
15 Es práctica habitual que peñas valverdeñas pujen en la subasta y luego sorteen entre sus miembros la corona y el resto de los miembros de la peña acompañen en la carroza al agraciado como rey.
16 Este año la recaudación fue bastante inferior a los anteriores, quizá motivado por la crisis económica. Frente a los 13.365 euros de este año, el 2008 fueron 17.300 y el 2007 llegó a los 19.100 euros.
17 En la Casa Hermandad de la Virgen del Rocío, se hizo una ofrenda al Pastorcito, con motivo de la conmemoración del 75 aniversario de la fundación de la Hermandad de la Virgen del Rocío de Valverde

BIBLIOGRAFÍA:

-FACANÍAS Publicación mensual editada por el Centro Cultural Católico desde su fundación en 1973. C/ Valle de la Fuente, nº 18. Valverde del Camino.
-LA BIBLIA Nuevo testamento. Evangelio según San mateo.
-LÓPEZ LÓPEZ Tomás López López. “Dicen que Valverde tiene…” (Calendario festivo tradicional de los Hijos de Facanías I). Edición del autor. Valverde del Camino. Noviembre. 2010.
-JIMÉNEZ, J.R. Juan Ramón Jiménez. “Platero y yo”.
-RECIO MOYA Rodolfo Recio Moya. Antropología de la Sierra de Huelva. Edita: Diputación Provincial de Huelva. 1996.




No hay comentarios:

Publicar un comentario