Páginas vistas en total

jueves, 2 de mayo de 2013

CRUCES DE MAYO EN VALVERDE DEL CAMINO

 M. Fernando Gómez Cera

Facanias nº 418 Mayo de 2008, pág.

LA CRUZ DE MAYO: COPLAS Y CANCIONES


            Con la llegada del mes de Mayo, multitud de poblaciones de toda la provincia, incluida la capital, Huelva, hierven con la fiesta de la Santa Cruz. Cuando este artículo salga a la calle, ya se habrán celebrado o estarán próximas a celebrarse  las fiestas de la cruz en Berrocal, en Almonaster, en la Palma, por citar algunas poblaciones que tienen dos hermandades; en Bonares, donde hay varias cruces. Más cerca de Valverde, Buitrón con una sola cruz y una habitación repleta de rosas. En Raboconejo la fiesta comenzó a celebrarse en 1995.

            Pero, antes de continuar, conozcamos, aunque sea someramente, un poco el origen de la fiesta de la Cruz. Para conocer como comenzó el culto a la Cruz, es necesario remontarse al proceso llevado a cabo por Pilatos contra Jesús, que ordenó para este la muerte en ella.

            No fue hasta el s. IV cuando la cruz se usó como símbolo del Cristianismo. Dos hechos en la vida de Constantino, le hicieron creer en el Dios de los cristianos; en el segundo de ellos, Constantino derrota en la guerra civil a Magencio y Licinio en la  batalla de Puente Milvio. Según la tradición se le aparece en el cielo una cruz de sangre ardiente con la inscripción “In hoc signo vinces”.

            Su madre, la emperatriz Elena busca afanosamente en Jerusalén la verdadera cruz, demoliendo un templo dedicado a Venus y excavando entre los escombros. Ante el hallazgo de tres cruces, solo una tuvo el poder de sanar a un enfermo, corroborándose con otros hechos más que se ha había hallado la Vera-Cruz. Tales sucesos ocurrieron el 3 de Mayo del año 325, estableciendo la Iglesia la fiesta de la Invención de la Santa Cruz. (1)

            Si antes indicábamos en la provincia la proliferación de cruces, no podemos decir que en Valverde, en la actualidad se celebre esta fiesta. De la lectura detenida de algunos artículos aparecidos en Facanías en años pasados, conocemos que si bien hubo un tiempo ya lejano en que esta fiesta tuvo gran arraigo (2), ya hace bastante que tiempo que no se celebra en Valverde. No obstante, J. Andrés Rivera en el citado artículo hace una prolija enumeración de las cruces, generalmente de hierro, que aún se conservaban en esa fecha en las calles de Valverde (un total de 15).

  En otro de los artículos, M. Marín entrevista a Francisquito Arroyo (3) que habla del comienzo de la Cruz del Cuco allá por 1935, celebrándose también en 1942. Después de unos años de no celebrarse, volvió a reanudarse la fiesta en 1967 prosiguiendo durante algunos años más.

Lo que si ha quedado en la memoria de la gente de nuestro pueblo son las coplillas que se cantaban en la Cruz y que son el objeto de este artículo, cuyo único fin es el de difundirlas y evitar que caigan en el olvido.

Precisamente, de Arroyito, es decir, Francisquito Arroyo, recogimos esta coplilla hace ya bastantes años, y que nos lleva a ese tiempo en que había poco que llevarse a la boca:


En el árbol de la Cruz
hizo la tórtola el nido,
y yo le quité los huevos
y me los comí cocidos.

Que siga la función,
ustedes en la calle ancha,
nosotros en el callejón. (4)

            Más recientemente recogimos otra coplilla de la Cruz, que se haya incluida en el libro que se publicó como consecuencia del trabajo realizado en el Centro de Adultos. Es esta:

            La burra de tío Macaco
            se murió en el gallinero,
            ya no tenemos más burra
            para ir por el romero. (5)

            En ella se hace referencia al elemento vegetal, restos de un tiempo donde predominaba el culto a los árboles y a la vegetación.

            Recogimos otras coplas de la Cruz, con una evidente similitud a las que se cantan en la cercana aldea de Buitrón. Recordemos lo que dijimos el pasado mes acerca de las melodías errantes. (6)

Mayordoma de la Cruz,
acércate a la bandera,
porque ya viene cansada
la pobre tu compañera.

Bendita la Santa Cruz,
bendita quien la compone
y también bendita sea
la que las flores le pone.

La Cruz de Arriba no sirve
ni la de Abajo tampoco,
aquí la única que sirve
la hemos hecho nosotros.

Cruz bendita y adorada
¿quién te ha hecho esa maravilla?
No me la han hecho en Valverde,
que me la han hecho en Sevilla. (7)

                         
 Notas.-
(1)  Véase HERNANDEZ MORALES, José Antonio, El culto a la Santa Cruz en Moguer, Revista Montemayor 1999.
(2)  Ver RIVERA BECERRO, José Andrés. Valverde en busca de su historia; 1. “Las Cruces de Mayo”, Revista Facanías nº 303 Oct/98.
(3) Ver MARIN, M., Apuntes sobre la Cruz de Mayo, Revista Facanías nº 2 Jun/73.
(4)     Recogida a Francisquito Arroyo a finales de Noviembre de 1986, octogenario por esa fecha.
(5)     Recogida a Angelita Sánchez por Inmaculada Calero el 18/10/06. La referencia del libro es GÓMEZ CERA, Manuel Fernando y C.E.P.E.R., Al pilar de Valverde, (Costumbres y Tradiciones de Valverde del Camino), Valverde 2007.
(6)  Ver Facanías del mes de Abril/08, el artículo sobre la Colección Belmonte.
(7)    Recogida por mí a Dolores Moreno el 11/07/07.

No hay comentarios:

Publicar un comentario