Páginas vistas en total

martes, 14 de enero de 2014

EL CANAL DE SUEZ EN LA GACETA DE VALVERDE

                              Internacional

           Próxima apertura del  inmenso Canal de Port Said en Egipto.-

 

Gaceta de Valverde, pág. 7

JCSC


Ha sido abierto un enorme puerto en las cercanías de El Cairo. A  160 kms. al noroeste de la capital de los faraones se encuentra Port Said. Se trata de la puerta de entrada del impresionante Canal que se está construyendo y que ha servido de cuartel general de las operaciones. El nuevo canal, que se prevé esté finalizado el año venidero, ha sido ideado por  Ferdinand de Lesseps. Se trata de una obra ingente de ciencia, técnica y política, que debe abrir  el camino de Oriente sin el asombroso rodeo de la vuelta a África. Sin duda se convertirá en un enorme paso para el desarrollo de las comunicaciones entre Occidente y Oriente


Lesseps,  afamado diplomático, ha servido algún tiempo en Egipto, y allí  trabó amistad con el príncipe heredero Said. El acceso de éste al Trono hace ahora catorce años, le dio la oportunidad de poner en práctica un viejo proyecto, consistente en construir un canal de navegación a través del istmo de Suez, capaz de conectar el Mediterráneo con el mar Rojo. En 1856, obtuvo de Said una concesión por 99 años y en 1858 fundó la Compañía Universal del Canal, iniciando los trabajos al año siguiente.  

Más de 25.000 hombres han sido obligados a durísimas jornadas y esfuerzos. Su cometido consiste en realizar un pequeño canal central e irlo ensanchando, empleando para ello herramientas muy primitivas. Además,  han debido uchar contra el desierto, levantando  taludes a ambos lados que lo protegieran de la arena. Hoy está a punto de terminarse el proyecto. Se llevan construidos cerca de 120 kilómetros de largo, 54 metros de ancho y 8 de profundidad.  Para conseguir fondos, la Compañía del Canal ha realizado una emisión de acciones en Francia para pequeños ahorradores que ha resultado un enorme éxito.

El gobierno británico ha tratado de presionar al sultán otomano, de quien es vasallo Egipto, para que retrasara la obra. La razón es simple: el proyecto ha contado con participación financiera del Pachá y mayoría del capital está en manos francesas, lo cual da a la Francia de Napoleón III una presencia estratégica en la zona. No es de extrañar, pues, que tanto el emperador como la emperatriz Eugenia de Montijo hayan prestado un apoyo constante al proyecto.

 Pero desde 1863, tras la muerte de Said, su sucesor, Keide Ismail Pachá, retiró a los trabajadores autóctonos con intención de impedir las obras. Pero la tozudez de Lesseps le ha hecho reaccionar: primero aceptó  dar a Egipto ciertos terrenos sobre los que tenia derechos y sustituyó a la población nativa por trabajadores por extranjeros. Además, la Compañía del Canal ha introducido máquinas modernas que han permitido que el final de las obras esté ya muy cercano. La obra aún no está finiquitada, pero ya  Lesseps se ha convertido en un héroe nacional para nuestro vecino francés. Pero a la par, la enemistad con Gran Bretaña está servida, ya que el país isleño no oculta su intención de convertir el nuevo canal en un eje crucial en las comunicaciones del Imperio Británico, capaz de unir la India con Inglaterra a través de la citada obra


No hay comentarios:

Publicar un comentario