Páginas vistas en total

viernes, 2 de noviembre de 2012

EL TERREMOTO DE LISBOA EN LA PROVINCIA DE HUELVA

Otras poblaciones onubenses tuvieron peor suerte que Valverde del Camino y sufrieron de una manera más evidente los efectos del TERREMOTO DE LISBOA .
 El Libro "Los efectos en España del terremoto de Lisboa (1 de Noviembre de 1755)", obra de Jose Manuel Martinez Solares, editado por el  Ministerio de Fomento (Dirección General del Instituto Geográfico Nacional)  es quizá la recopilacion más completa sobre este tema.  De él extraemos los siguientes datos:

Víctimas del terremoto en España
Localidad Provincia                            Número de muertos y causas
Almagro Ciudad Real                              2 sepultados
Arcos de la Frontera Cádiz                     2 partos prematuros
Arroyo de la Luz Cáceres                        1 por pánico
Avión Orense                                           1 por atropello
Ayamonte Huelva                                  2 sepultados
Burgo de Osma, El Soria                       1 por atropello
Calzada de Calatrava Ciudad Real       1 por atropello
Coria Cáceres                                      21 por caída de fragmentos
Coruña, La Coruña, La                        1 por pánico
Don Benito Badajoz                             1 por caída de fragmentos
Écija Sevilla                                          1 sepultado
Granada Granada                                1 por caída de fragmentos
Huelva Huelva                                     8 sepultados
Liendo Cantabria                                 1 por atropello
Madrid Madrid                                     2 por caída de fragmentos
Morente Córdoba                                 1 por caída de fragmentos
Sanlúcar de Barrameda Cádiz             1 por pánico
Sevilla Sevilla                                      9 sepultados
Trigueros Huelva                                3 sepultados
Villahermosa Ciudad Real                    1 por pánico
                                                                              Total 61
En el caso de las viviendas el nivel máximo de daños se alcanza en algunos pueblos de las provincias de Huelva, Cádiz y Sevilla. Se tiene constancia de que en localidades como Huelva o Trigueros la gente se va a vivir al campo a causa de los graves desperfectos y destrucción que hizo inhabitables muchas de las casas. En otros lugares incluso se tomaron medidas para prevenir efectos posteriores al terremoto como fue el caso de Carmona (Sevilla) donde se prohibió la circulación por las calles del pueblo de coches, calesas o carretas bajo severas penas de seis años de presidio o multas de 500 ducados. En Gibraleón (Huelva) la multa era mucho menor, 8 ducados. En la ciudad de Sevilla la prohibición del paso de carruajes por alguna de sus calles, bajo  pena de un mes de prisión y 50 ducados de multa, estuvo vigente hasta casi año y medio después del movimiento sísmico.
El autor recoge asimismo los datos de un  estadillo sobre los efectos en la Ciudad de Huelva en el que se recoge una estadística por calles de los daños en los edificios y su valoración en la moneda de la época. Llsma la atencion la suma de 66 ahogados en las playas de Huelva que se suman a los 8 sepultados en diferentes edificaciones-.  
Se formaron  cráteres de arena o montones de tierra, tal y como se observó en este terremoto al sur de la provincia de Huelva y en algún punto de la de Sevilla, en lugares con intensidades comprendidas entre VII y VIII

Significativos fueron tambiénn los efectos en la ciudad de Sevilla,
                        Casas demolidas y que se han de demoler     333
                  Id. apuntaladas y que necesitan repararse       4.949
                  Personas que han perecido

La Iglesia de Santa Ana sufrió varias reformas, la más importante la que se efectuó después del terremoto de Lisboa en 1755.

En Bollullos, Gibraleón, Lepe, San Silvestre de Guzmán y Villablanca se detectaron pequeñas grietas en el terreno. EStán documentados fenomenos de lucuefaccion en Almonte, Bollullos, Bonares, GIbraleón, Huelva,  Niebla, La Rábida o La redondela.  (Martinez Solares, J.M, 2005, op, cit, pp. 31- 34, 48),


Los efectos del maremoto se dejaron sentir en las pooblaciones costeras.  La diferencia horaria entre la sacudida principal y los efectos sentidos muetran cierta distorsión que debe radicar en la dispra fuentes de información, pero que no resultan verosimiles. No obstante,  hemos respetado los datos tal como los ofree  Jose Manuel Martinez Solares
-En Ayamonte  Llegó 1 h. después. Repitió 5 veces. Invadió las playas y ocasionó muchos daños en la pesquería. 
-Lepe.  Llegó 30 min. después. Varadas varias embarcaciones y Hubo tres avenidas.
-La Redondela. Entró media legua inundando las barracas y artes de pesca
-En Huelva Llegó 55 min. después. Se inundaron algunas calles. Hasta las 24 horas se mantuvo el movimiento
-Moguer.  Gran avenida de agua salada en su ría.

El autor calcula además «Si tomamos valores medios, para las dos ciudades más representativas del litoral, tenemos unas velocidades medias de 300 km/h para Cádiz y de 382 km/h para Huelva» (Martinez Solares, J.M:, 2005, op, cit, pp. 55)

 Las áreas de mayor intensidad se circunscriben lógicamente a las tres provincias más próximas al epicentro (Huelva, Cádiz y Sevilla) con una cierta tendencia a incluir la cuenca del río Guadalquivir.

Calcula los daños, Pero tambien afirma que:
«Es muy posible que en las zonas donde el terremoto fue más intenso (Huelva, Cádiz, Sevilla) y en otras donde la documentación disponible ha sido escasa (Islas Canarias y Baleares, cornisa Cantábrica) se pudiera encontrar en Archivos Municipales o Parroquiales nuevos datos que nos permitieran mejorar el conocimiento de los elementos dañados y por tanto establecer nuevas funciones de probabilidad del daño». (op, cit, p. 81)


LOS EFECTOS EN EL CONDADO DE NIEBLA.


Unos días depues de la  terrible sacudida de la tierra, el Alcalde Mayor de NIebla  hizoun compendio de los estragosdel terremoto que envio al Duque de Medina SIdonia:
Medina Sidonia, 25 de noviembre de 1755. El Alcalde mayor.
Compendio de las Relaciones que se han recibido de los Pueblos del Estado del Excelentísimo Señor Duque de Medina- Sidonia, mi Señor, en que se refieren los lastimosos estragos que en ellos hizo el terremoto padecido en la mayor parte de España el día 1.o de noviembre de 1755.
* Sábado 1º de noviembre de 1755, cerca de las 10 de la mañana, hallándose el día muy apacible y sereno, se experimentó en el Estado de dicho Excelentísimo Señor y todas sus comarcas, un furioso temblor de tierra que duró de 10 a 15 minutos. * A que se siguió poco después una precipitada inundación de mar, ocasionada del reventón que por ella dio el aire encarcelado en las entrañas de la tierra, causando estos dos movimientos de tierra y agua, los estragos que, por mayor, se declaran en la forma siguiente.

* Huelva. En la villa de Huelva empezó el terremoto a las 9 horas y 52 minutos de la mañana, con un gran ruido subterráneo.*  Duró de 5 a 6 minutos, arruinando en breve tiempo la mayor parte del pueblo, pues apenas dejó en pie 100 casas, y esas muy maltratadas. Todo el barrio de la Vega quedó asolado. Los 4 conventos , las 2 parroquias y el Palacio de dicho Excelentísimo Señor padecieron una total ruina. Murieron 6 personas, y otras tantas quedaron estropeadas.
Una hora después salió de madre la ría, o brazo de mar de dicha villa, inundando la Calzada y sus inmediaciones. De la mucha gente que así de dicha villa, como de la ciudad de Ayamonte, y otros pueblos, se hallaba en las playas de Lepe y la Tuta, ocupada con sus artes de jábegas, en las pesquerías de sardina, perecieron (con los merchantes que allí había de Cataluña y Valencia) hasta 2.000 personas, con todos sus caudales, barracas, y efectos, siendo las 150 vecinos de Huelva, y fueron muy pocos los que se pudieron escapar por la prontitud y furia con que salió el mar de sí por aquella costa.
* Las dos siguientes semanas estuvo la tierra alterada, dando algunos vaivenes y desperezos [sic].
* Este pueblo es el que mayor descalabro ha padecido, así de mortandad de gente, como de ruinas de edificios, haciéndose aquí más sensible por la pobreza de los vecinos (los más unos míseros pescadores) quienes se han visto obligados, unos a abandonar el pueblo, y otros a alojar en los playas y descampados con chozas y barracas.
* Trigueros. En Trigueros empezó entre 9 y 10 de la mañana. Arruinó la Parroquial de San Antonio Abad, colegio de la Compañía, gran parte del convento del Carmen, las Casas de Cabildo y otro mucho número de edificios, dejando los demás tan quebrantados que amenazan una pronta ruina. Murieron sólo 3 personas, aunque quedaron muchas estropedas.
* En esta villa ha sucedido lo mismo que en Huelva, de haberse visto precisados los vecinos a construir viviendas en el campo, hasta que se vayan reedificando las casas.
* Bollullos [= Bolullos Par del Condado]. Empezó en Bolullos [= Bolullos Par del Condado] a las 10 de la mañana. Duró cerca de un cuarto de hora, con 3 conocidas aceleraciones. La Iglesia, y algunas casas quedaron bastante maltratadas. En su duración se tocaron desordenadamente las campanas, se detuvo el corriente de las fuentes, y rebosaron los pozos. En varios sitios del término, se abrieron diferentes bocas en la tierra, por donde salió agua y arena. En la Dehesa de Montañina se rompió una abertura de más de 30 pasos de ancho, cuyo fondo se perdió de vista, lo que igualmente aconteció con un patio del Palacio que tiene el Excelentísimo Señor Duque de Véjar en su villa de Gibraleón, aunque esta villa no recibió mucho daño. El convento de Moraniña, del Orden 3ª de Nuestro Padre San Francisco, extramuros de esta villa, se cuarteó por varias partes.
* Almonte. En Almonte duró un cuarto de hora. Hizo bastante daño en las Iglesias y casas, aunque no sucedió desgracia de viviente. El Palacio del Coto de Doña Ana, propio de dicho Excelentísimo Señor se sintió algo por la torre, aunque levemente. La venta inmediata quedó indemne, pero no así la ermita de  uestra señora del Rocío, cuyo daño aprecian en 2.000 ducados. También aquí hizo la tierra varias erupciones de agua y arena.

* Niebla, En Niebla empezó después de las 10. Duró cerca de media hora. Maltrató mucho las Iglesias, las Casas Capitulares y otros edificios, derrocando media torre del Castillo, pero no hubo desgracia de personas, En el camino de esta villa a la ciudad de Moguer se abrieron también varias bocas, que arrojaron mucha agua, y una Arena negra que olió a azufre, y puesta en la llama de una bujía chispeaba.
* El monasterio del Desierto, que tienen en término de esta villa los monjes Gerónimos, nombrado Nuestra Señora de la Luz, se vino al suelo en mayor parte, de modo que los religiosos se han visto precisados a levantar en la huerta una tienda de campaña, donde celebran los Divinos Oficios.

* Villarrasa. En este lugar, que contaba de 351 casas, quedarán sanas sólas 4, y las demás unas enteramente postradas, y otras en inminente riesgo de ello, de modo que nunca pudo apropiársele con más verdad que ahora el nombre que tiene de «Villa-rrasa».

2 comentarios: