Páginas vistas en total

jueves, 20 de diciembre de 2012

UN BELÉN DE PLAYMOBIL


La ilusión de José Antonio Márquez viene de lejos. Aunque es un joven  adolescente,  ya hace diez años que monta su magnifico Belén.  Cierto, es que ha tenido que cambiar su ubicación primigenia  del cuarto de dormir al garaje de la casa familiar, en la calle D. Francisco Romero.

Pero no es un Belén cualquiera. Es un Belén de Playmobil. Más de cien figuritas a las que este apasionado  chaval ha dado vida componiendo escenas de verdadero lirismo.

Los conocimientos eléctricos y de motores-de casta le viene al galgo- le han servido para dar vida a innumerables escenas: el pescador, el columpio, la cucaña, la herrería, el molino, el puente levadizo del castillo...     En el establo vemos a José, María, el Niño Jesús en el pesebre, y el  ángel de Navidad. Junto a ellos, numerosas escenas  de la aldea de Belén, o quizá de cualquier aldea del mundo.

La matanza, las migas, la atahona nos acercan a nuestro cultura ancestral. Rememora oficios antiguos:  leñadores, hombres sacando agua del pozo, el hombre arando, vareando aceitunas...

Las figuras del caganet se diversifican; sorprende un joven haciendo pis, además del típico  cagón que hace sus necesidades, aunque en una aceptable letrina.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario