Páginas vistas en total

viernes, 5 de julio de 2013

VALVERDE DEL CAMINO. DECADA DE 1960

Valverde en la  década de 1960

En estos años se sigue mejorando el aspecto externo de la ciudad con obras de alcantarillado y pavimentación de las calles Coronel Yagüe, Rábida, Portugal, D. Pedro Castilla, General Mola, Queipo de Llano, Franco, Barberán y Collar o Berrocal. Se urbaniza, asimismo, el triángulo situado delante del Cinema Valverde.

El NODO[1] es un referente en la política del franquismo. Fue el llamado catecismo social del franquismo[2]. En 1963, las pantallas del Cinema Valverde y del Cine San Sebastián narran la proeza de un valverdeño que pinta con los pies, llamado Manuel Parreño Rivera, antiguo alumno del Menéndez y Pelayo y de la facultad de Bellas Artes de Sevilla, que acababa de inaugurar una exposición en la Biblioteca Nacional de Madrid en presencia de Daniel Vázquez Díaz, el eminente pintor de Nerva, y del charlista Federico García Sanchíz, académico de San Carlos y miembro de la Real Academia de la Lengua.    

Eran los años de expansión de la Cooperativa Artesana de Producción “Muebles Valverde[3], con sede en la calle José Franco 14, presidida por Alejandro Lorca Malavé, dedicada a la fabricación de muebles de estilo castellano, Luis XV y nórdico, cuyo mercado se extendía por las provincias de Huelva, Sevilla y Madrid, en los que la demanda era superior a la oferta. Junto a ella aparecían talleres de carpintería como los de Eduardo Pérez Doblado, o la serrería mecánica de Reposo Pérez Ramírez, viuda de José María Mora, de la calle Alemania.  

Otras afamadas fábricas de muebles eran las de Hijos de José Franco S.A.    -que sufrió un aparatoso incendio en noviembre de 1970[4]-; Muebles Marval S.L., nacida en junio de 1967; Fillisan en 1970; y Muebles Induval en 1973. José María Vizcaíno, en el año 1967, crea una gran fábrica de muebles de cocina con el nombre de Huvi, altamente mecanizada y preparada para poder competir con las mejores del ramo, ubicándose en la Carretera de Calañas.

Mientras, las industrias de calzado se lanzan a la conquista de los mercados internacionales. Para ello, los fabricantes locales se unieron en sociedad en espera de abrir las fronteras europeas al calzado valverdeño.[5]

La sociedad comienza un proceso de terciarización. Hospedaje Madrid se acaba de inaugurar en la calle Calvo Sotelo 88, y se une al Hostal Colón, sito en la calle homónima, y la Pensión Mirasol de Rella Kaesmacher. 

La sastrería de José Roche e hijo tiene obrador en la calle Santa Ana 24. Entre las tiendas clásicas, Galerías San José, en Calvo Sotelo 24, dedicada a la venta de géneros de puntos, lanas para labores, camisas, impermeables o paraguas; la mercería-perfumería Calero, en Queipo de Llano 16; Tejidos Ascensión Parreño en Sor Ángela 40; Tejidos Parreño en Real de Abajo; y Tejidos Mariano en sus distintas ubicaciones.

Es el Valverde de las relojerías Claudio, Moderna y Moreno y de las  farmacias de Rafael Fleming Rodríguez en la Plaza Ramón y Cajal 3, de  Manuel Hidalgo Domínguez en el valle de la Fuente, y las dos de la calle Real de Arriba, la de Manuel Marín de Sardi y de la Pedro Vizcaíno Rodríguez, en el nº 13.  El sector terciario se completa con la droguería de la viuda de Gregorio Hidalgo en Ramón y Cajal 9, y la droguería Sur, de Pedro Vizcaíno, en Calvo Sotelo 13; o la tienda de accesorios Viuda de Manuel Morián Mora; los servicios de instalación eléctrica de Ildefonso Calderay Jiménez, las imprentas de Diego Fernández y de la Viuda de Aniceto Perea, o el  laboratorio fotográfico de Marta Calero. 

Es el Valverde de las proyecciones veraniegas en el Cine San Sebastián o del Pollo[6], de las películas de Rocío Dúrcal y Marisol. La chiquillería disfrutaba tanto con su visionado como saboreando la exquisita gaseosa San Jorge de la familia Fleming. De aquella gaseosa se pasó a los afamados espumosos Morián, destacando su gaseosa turbia de sabor limón. Aquella gaseosa turbia era además la base de los conocidos lechones, aquella mezcla espirituosa formada sobre la base del aguardiente local que calentaba los estómagos en las noches de feria. 

En 1963 se funda la Real Agrupación Artística de Aficionados de Valverde del Camino. Un joven Antonio Garrido Gamonoso, profesor de piano, alumno  de D. Manuel Lama y miembro del Orfeón Parroquial, funda y dirige esta Coral. Diego Romero colabora con él en montajes de zarzuelas, antologías del mismo género, misas, obras profanas y habaneras, poniendo en valor el “Cancionero de Valverde” de D. Luis Arroyo, y actúa como solista en diversas obras.[7]

El debut público de la coral se produjo en 1963 con la zarzuela La Rosa del Azafrán, estrenada en Valverde del Camino. Los siguientes montajes fueron Katiuska, Los Gavilanes, El huésped del sevillano, con las que viajaron a Huelva, La Palma del Condado, Riotinto y Ayamonte. En 1964 debutaron en Huelva con Los Gavilanes. En 1968, obtuvo el premio andaluz de agrupaciones corales. Éxito  apoteósico fue el Fiat América en 1 de agosto de 1968 en el Estadio Municipal de Huelva, con ocasión de la coronación de la Reina de las Fiestas Colombinas, interpretación repetida en La Rábida el 10 de septiembre de aquel mismo año. 

En 1967, nace la Cabalgata actual de Reyes Magos. Tras la primera experiencia en 1947 y otra más esporádica en 1960, esta última a iniciativa del Taller Escuela José Antonio, toma asiento un nuevo intento, que sería el definitivo,    con la ayuda de tres burros y cuatro kilos de caramelos. Al año siguiente los burros se tornaron coches. En 1969 nace la Asociación Pro-cabalgata Reyes Magos, cuyo primer presidente fue Manuel Villadeamigo Blas, uno de los promotores de su creación, y aquel mismo año, para cubrir los gastos de la primera Cabalgata formal, se inicia otra de las tradiciones locales, la puja de las coronas de sus majestades los Reyes de Oriente.[8]

En julio de 1968 se inauguró el Bar-restaurante “El Rincón de Juan[9], en el km. 23 de la carretera Nacional de San Juan del Puerto a Cáceres, por parte del empresario Juan Rivero Nogales. Se consideró un hito para el desarrollo turístico de la zona de Los Pinos, de Valverde y pueblos circundantes. Sus máximos avales eran su amplia zona de aparcamientos y la zona vallada de juegos infantiles, en cuyos toboganes y columpios disfrutamos muchos niños valverdeños.

Un año después, en 1969, abre sus puertas El Pub Facanías, en la calle Dorronsoro, y la fiesta de los toros seguía en efervescencia en la localidad.[10]

Desde 1968 se intensifican los rumores sobre el cierre del ferrocarril de vía estrecha de Buitrón a San Juan Del Puerto. Ya se vislumbraban los efectos negativos para las poblaciones, y de manera especial para la aldea de La Fuente de la Corcha[11]. La crisis venía de lejos[12]. El automotor salió por última vez de la estación de Valverde un 15 de abril de 1969.[13]

El ayuntamiento lleva a cabo el proyecto de abastecimiento de agua y saneamiento con un presupuesto de 73 millones de pesetas. Paralelamente, se inician las obras del primer polideportivo de la ciudad, formado por campo de futbol, pista polideportiva, pistas de tenis y, al menos en el proyecto, una piscina, en colaboración con la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes, con un presupuesto de 4’1 millones de pesetas; se avanza en la tercera fase de modernización del alumbrado y diez nuevas calles se benefician de obras de alcantarillado y pavimentación.[14]





Primitiva estación de ferrocarril de Valverde. Valverde en sepia 3, lám. 32.


[1]. El NO-DO (acrónimo de Noticiario  Documental) o nodo, tal y como lo registra el DRAE, era un noticiero que se proyectaba obligatoriamente en los cines españoles antes de la película en sí, entre 1942 y enero de 1976, pero sobrevivió hasta 1981, aunque ya con carácter voluntario. El Noticiero sintetizaba en unos pocos minutos las noticias principales del país, con el fin de mantener, con impulso propio y directriz adecuada, la información cinematográfica nacional. (Resolución de la vicesecretaria de Educación Popular  de 17 de noviembre  de 1942 (B.O.E. 22-12-1942).
636. RODRÍGUEZ MARTÍNEZ, Saturnino (1999). El NO-DO, catecismo social de una época. Madrid: Editorial Complutense
[3]. ODIEL. 16 de octubre de 1968.
[4]. ODIEL. 8 de noviembre de 1970, p. 6. 11 de noviembre de 1970, p.   12. Se quemó la nave del barniz y se propagó a la de muebles terminados, listos para cargar en los camiones de transporte. Los daños se valoraron en 8 millones de pesetas, aunque la valoración final los situó en solo 3. Se hizo necesaria la venida de los bomberos de Huelva.
[5]. ODIEL. 30 de enero de 1969, p. 5. Se trata de un  artículo de Javier López Guilarte. 
[6]. Regentado por Pepita Hidalgo y por su esposo Rafael Rodríguez Marín.
[7]. ROMERO BOZA, Marcos ( 2007). “Diego Romero Álvarez”.  http://www.devalverde.es/val/notables-de-valverde/diego-romero-lvarez-5.html
[8]. LÓPEZ LÓPEZ T. 2010,  117-118.
[9]. ODIEL. 19 de julio de 1968. p. 3. Estuvo presente el secretario general de la Delegación provincial del Ministerio de Educación y Turismo, Antonio Martínez Reja, y una amplia representación de autoridades civiles y militares, y por supuesto el alcalde de Valverde, Domingo Romero Malavé. Hubo bendición de sus instalaciones a cargo del beneficiado de la Iglesia Catedral, Simón Santos Bermejo. Los planos eran del arquitecto Francisco de la Corte.
[10]. ODIEL, 9 de julio de 1968, p. 6, y 15 de agosto de 1968, p. 8, y 17 de agosto de 1968. En junio de 1968 el venezolano Nelsón Villegas cortó cuatro orejas y un  rabo en un festival  a beneficio de la Lucha contra el Cáncer[10], mientras el cartel de feria tuvo una corrida de lujo con astados de Pérez de la Concha para los diestros Pedrín Benjumea, Miguel Márquez y Limeño, y reparto de siete orejas y un rabo.
[11]. “El temor de una aldea ante la posible desaparición del ferrocarril del Buitrón a San Juan del Puerto”.  En ODIEL, 7 de junio de 1966, p. 6.
[12]. La decadencia se inició en 1924 cuando Alkaly inició el cierre de explotaciones. En 1941 renunció a la explotación de la línea, que pasó a manos del Estado el 1 de enero de 1942. En 1957 únicamente permanecía abierto el tramo de San Juan del Puerto a Valverde del Camino.
[13]. RAMÍREZ COPEIRO, J., 2006, p. 196. 
[14]. ABC, Valverde del Camino, 2 de agosto de 1969, p. 27.  En 1980 se seguía hablando de la necesidad de construir la piscina y las pistas de tenis.  Vid FACANIAS nº 83, mayo de 1980, p. 1. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario