Páginas vistas en total

viernes, 1 de noviembre de 2013

VALVERDE Y MENDEZ NÚÑEZ

                                                     OPINION

             ¡Que se haga justicia con Méndez Núñez!


Gaceta de Valverde, pág. 6
JCSC

 Mendez Núñez ha sabido enarbolar la bandera del patriotismo frente al independentismo de las  naciones americanas emancipadas, naciones éstas que mostraron un enorme desprecio a nuestra labor civilizadora.

Hace ahora cuatro años que el general de la Armada, Hernández Pinzón, visitó  diversos puertos de las costas sudamericanas al mando de una modesta escuadrilla de dos fragatas y dos corbetas. Los desgraciados sucesos ocurridos en  Talambo, el 4 de agosto de 1863, y una mala conducción de la crisis desembocaron en la ocupación de las islas Chinchas por la escuadra española. Relevado Pinzón del mando por el más diplomático general Pareja, éste limó las diferencias con Perú; pero el ataque por parte de la población civil a la marinería franca en Lima y el Callao (enero de 1865), condujo finalmente a la ruptura de hostilidades con Perú, Chile y Bolivia. Pareja, fuertemente impresionado por la pérdida de la goleta Covadonga, se suicidó.

Fue entonces cuando  Méndez Núñez, comandante de la fragata Numancia, tomó el mando de la escuadra española con la que realizó una campaña enérgica y agresiva. Con ardiente valentía y rememorando la labor de las conquistadores el siglo XVI,  bloqueó  las costas enemigas, viéndose obligado a bombardear Valparaíso (31 de marzo) y El Callao (2 de mayo de 1866).  

El brigadier Casto Méndez Núñez tuvo que enfrentarse al gobierno peruano, ya que varios trabajadores españoles fueron asesinados en una hacienda. Además este país se negó a entregar al nuestro  gobierno la indemnización acordada por la devolución de las islas Chinchas. Cumpliendo ordenes del gobierno  de Su Majestad  atacó con gallardía a los insurrectos de Perú y Chile en Valparaíso y luego en el Puerto de El Callao, donde fue herido de varios cascos de metralla.

Méndez Núñez merece sin duda el reconocimiento del gobierno español. Quien más que él merece  la cruz de honor.

Además, elevamos al Consistorio de Valverde dedique una de sus calles a este héroe nacional. En tiempos de decadencia, como los que corren, hay que rendir pleitesía a nuestros valientes soldados.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario