Páginas vistas en total

martes, 23 de noviembre de 2010

VALVERDE DEL CAMINO. LA VEGETACION DE RIBERA

 
La vegetación de ribera

Francisco Javier Alcuña Macias
Antonio José Rodriguez Macias

Catalogo de la Biodiversidad y del Medio Ambiente.. Valverde del Camino. 2005
Consejeria de Medio Ambiente y Ayuntaniento de Valverde.
Gráficas Fernandez.


En Valverde, la vegetación ripícola o de ribera aparece muy degradada. Apenas existen bosques de galería.  Pese a ello, en nuestros arroyos podemos diferenciar tres zonas sucesivas de plantas:

La primera está constituida por plantas acuáticas que viven en los bordes o en el lecho de las aguas poco profundas. Son especies flotantes como nenúfares (Ninfaea sp.),  ranúnculos (Ranunculus sp.) y lentejas de agua (Lemna sp.).
En la segunda zona, cerca de la orilla, aunque a veces también sumergidas, aparecen plantas enraizadas como juncos (Juncus sp.),  juncias (Cyperus sp), carrizos o jopos (Phragmites sp), espadañas  y eneas (Typha sp.). Algunas son alucinógenas como el estramonio (Datura stramonium) y otras poseen valor  medicinal y gastronómico, como la romanza (Rumex sp), la valeriana (Valeriana officinalis) y la cola de caballo (Equisetum arversis). A ellas se une la familia de las labiadas, ejemplificada en el mastranzo o “mestranto” valverdeño (Menta rotundifolia ), la hierbabuena silvestre (Menta longifolia) y el poleo (Menta polegium). Estas plantas enraizadas o rizomatosas reducen la velocidad del agua y fijan los suelos, protegiendo el lecho contra la erosión. 


 Además, nos hacen las vida más placentera: el poleo  sirve de condimento necesario para las habas “enzapatás”; las romanzas, fritas con comino y pimienta “colorá”, son un manjar exquisito, mientras la juncia sigue siendo la materia prima para fabricar los “restallos” del Corpus.

A continuación, aparece la vegetación ripícola propiamente dicha con especies  arbóreas  (chopo, fresno, olmo, nogal),  y otras  arbustivas como zarzas  y zarzamoras (Rubus sp), rosales silvestres (Rosa canina) y adelfas  (Nerium oleander ). Al margen de su belleza, estas formaciones poseen gran interés ecológico, ya que ayudan a regular la dinámica de los cauces, previenen inundaciones, evitan la erosión y proporcionan  refugio a numerosos animales: nutrias, ratas de agua,  zarceros, ruiseñores, ranitas de San Antón,  galápagos o el martín pescador.   

En Valverde  encontramos dos especies de chopo: el blanco (Populus alba) y el negro (Populus nigra), algunos nogales (Junglans regia) que, sin ser ripícolas en sentido estricto, necesitan suelos frescos y húmedos y fresnos (Fraxinus excelsior), cuyos ramones  servían como alimento de nuestras cabras, y cuya madera ha sido utilizada para fabricación de aperos de labranza y carros.
La Rivera de Valverde. Meandro o "revuelta" en las cercanias del Tornero

No hay comentarios:

Publicar un comentario