Páginas vistas en total

viernes, 25 de marzo de 2011

VALVERDE DEL CAMINO: SETAS DE OTOÑO:


SETAS DE OTOÑO:
DIA DE SETAS DE LA PEÑA “EL PEÑEO” EN PALLARES
( NOVIEMBRE DE 2010)

Juan Carlos Parreño Hidalgo.
Aficionado a las setas.

A  finales del mes de noviembre, los miembros de la peña “El Peñeo nos dimos cita en  las inmediaciones de la antigua estación de trenes de Pallares, en las inmediaciones de la  Fuente de la Corcha.

Ofrecemos al amable lector algunas fotos.  Las realizadas en interiores, se hicieron dentro de la cocina de la casa del Valle del Herrador, propiedad actualmente de Ángel Bermejo, y que fue propiedad de la familia del que suscribe estas líneas y de cuya interesante historia emplazamos a los lectores de este blog  para otro momento. La calidad de estas no es muy buena por la poca luz del día, de la casa y de la cámara que es de video y fotos y solo dispone de cañón de luz en vez de flash. Las fotos del exterior se tomaron en el campo y tampoco son muy buenas por lo nublado del día sobre todo.

En los canastos hay diversas variedades como tanas (amanita cesarea), boletos aéreos (boletus aereus) y edulis (b.edulis), gallipiernos (macrolepieta procera y lepiota racodes), níscalos (lactarius deliciosus, l. sangiflus y l. volemus variedad rugatus), orejas de judas (aurícula judae), clitocibe anisado (clitocibe odorus), gurumelillas (amanita curtipes), josefitas pequeñas (agáricus silvester) y quizás alguna otra especie que ahora no recuerdo. Uno de los que participamos en la comida que siguió a la búsqueda, nuestro común amigo Sebastián Bermejo, nombro también, entre las que recolectó ese día, al agaricus Augustus, para nosotros agárico augusto.

Las fotos se realizaron solo con las que quedaron tras los diversos “comistrajos” que degustamos y mucho ese día, es decir, setas a la plancha, asadas, y en “revueltos”, o sea, fritas.

Para mi fue un día especial, porque fue el primer día que encontré una cantidad importante de orejas de Judas, seta que identifique por primera vez en la zona de la sierra, poco más de un mes antes, exactamente en Cortegana, y que aunque no es una seta carnosa con un uso parecido al de las que acostumbramos a consumir por aquí, da una consistencia y aroma a los guisos y caldos muy apreciables, al menos para mi,.

Lo que a algunos puede resultar curioso es lo tardía de la fecha para la tana. Ese año las recolecté en Cortegana el día de la Hispanidad, cogí un par de Kilos, aunque llegué al mato a las 4 de la tarde, hora en que como dicen los gurumeleros, lo único que se cogen son cáscaras de naranjas.

Coincidí con un amigo, Jose Manuel, consorte de una profesora del Perrunal,  Juani Sanchez,  grandes aficionados a las setas  que me comentaban que se estaban yendo las tanas. En cambio, en Pallares las encontramos poco mas de un mes después, aunque ciertamente no en gran cantidad.

Otras setas que no son muy apreciadas o conocidas de las citadas son el clitocibe odora y el níscalo rugatus o arrrugado para los que estudiamos latín.
        El clitocibe  también llamado por nuestro grupo seta de anís, aunque no tiene nada que ver con la bola de nieve anisada,  es una especie muy apreciada por nosotros, de la familia o grupo de la Josefita y que recojemos  en sitios precisos todos los años en el pinar del saltillo, sobre todo, y siempre  días después de un buen aguacero. Esta seta es de pequeño tamaño pero de un aroma extraordinariamente potente y agradable a anís y almendras (aún congelada he sentido o me ha parecido sentirlo) y yo la uso para cocinar la carne en salsa aunque los manuales la recomiendan para sopas y caldos, sobre todo, y festejo cada vez que la encuentro, lo que no es muy frecuente.

         Respecto al  níscalo arrugado, quizás sea yo en Valverde  uno de los pocos que la consumen con frecuencia. Es una variedad del lactarius volemus o niscalo rojo, calificado como excelente comestible en manuales como el de editorial Anaya, si bien para mi solo llega a buen comestible, pero bien aliñado y unido a otros lactarios en “refrito” resulta muy apetecible y no muy laborioso de preparar, puesto que al contrario que el deliciosus no se deteriora tan fácilmente como sus pariente con la oxidación tan rápida que obliga a cortar partes de la seta, y tampoco es tan arenoso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario